La dieta mediterránea ha muerto: 1 de cada 3 niños españoles tiene sobrepeso

Las niñas españolas lideran este ranking en Europa

41
obesidad infantil dieta mediterránea

Toda la vida presumiendo de las bondades de la ‘dieta mediterránea’ y resulta que en los países que la crearon ya no la hacemos. Un dato demoledor es que las niñas y adolescentes españolas (un 41 %) son las que tienen mayor sobrepeso de Europa, seguidas por las griegas e italianas. Pero en el caso de los varones, los españoles también estamos en el podio igualados con Italia y también Grecia, todos con un 42 % de exceso de peso.

Según se refleja en el Manifiesto de la compañía aseguradora Vivaz, que ha contado con el asesoramiento del prestigioso nutricionista Juan Revenga, esto se debe a que «hemos abandonado por completo la dieta mediterránea y la hemos sustituido por la ingesta mayoritaria de alimentos ultra procesados en un 64 % de nuestra cesta de la compra, que tienen más azúcar, sal y grasas de los alimentos naturales». Un ejemplo muy gráfico que nos resalta este experto del cambio de nuestros hábitos alimenticios está en que «actualmente consumimos 16 veces menos legumbres que en los años setenta».

Objetivo: 5 raciones diarias de alimentos vegetales frescos diarias

El ‘Manifiesto Vivaz por una alimentación saludable’ quiere desterrar mitos que la mayoría de las personas siguen creyendo. No en vano, «la mala alimentación se ha convertido en un problema de tal magnitud que hoy, el sobrepeso, es el principal factor de riesgo de la salud de los españoles, por delante del tabaquismo y que supone el 10 % del gasto sanitario».

Para los precursores del manifiesto, entre los principales obstáculos para lograr una alimentación saludable se encuentran: el culto al peso y al concepto dieta, los alimentos de mala reputación a los que se incluyen nutrientes con buena imagen (proteinas, vitaminas), los ultra procesados, los mitos (bondades de alimentos ecológicos o de proximidad) y que queramos comer todo, todo el año.

Por el contrario, recomiendan incluir, como mínimo, 5 raciones de alimentos vegetales al día entre frutas, verduras y hortalizas. Cocinar lo que comamos y hacerlo de forma consciente. Beber agua cuando se tiene sed; huir, reiteran de nuevo, de los ultraprocesados, acudir al mercado y no solo al supermercado (eso sí, si no hay otra opción ir a las secciones de alimentos frescos). Y, por último, olvidarse de la clásica pirámide de los alimentos y acceder a las más actuales, y tener como objetivo ganar buenos hábitos y no centrarse en perder kilos.

Los enemigos de los niños

Juan Revenga afirma, sin dudar, que para los niños los alimentos más peligrosos son todos los ultraprocesados, «pero especialmente aquellos que son adictivos, como los snacks dulces y salados». También reniega de la bollería industrial, más si se publicita como enriquecida en hierro.

El objetivo de este manifiesto de Vivaz, la compañía de salud de Línea Directa Aseguradora, es difundir estos hábitos saludables en sus canales en redes sociales, página web, su app y sus intervenciones en medios de comunicación. Sus asegurados tendrán a su disposición medios que les ayuden, como el acceso a webinars sobre este tema o a la aplicación #ElCoco.