Los nuevos juegos de mesa (y sofá) para jugar en familia

Para jugar con amigos y familia esta Navidad

1926
juegos de mesa educativos para niños 2021

La caja de los Juegos Reunidos, de Geyper, era un imprescindible en nuestros hogares, un regalo esperado y en torno al cual hermanos, padres, amigos… nos divertíamos, sobre todo, en las tardes más frías. Los juegos de mesa ponían calor y retos en los fines de semana de nuestra infancia. En los años 80 llegaron a España los videojuegos, y nos referimos a los que entraban en casa. A La Pulga (1983), el primero de los españoles ‘caseros’, le siguieron con éxito muchos. Hasta hoy.

juegos de mesa reunidos geyper

Algunos de vosotros –que también habéis sido o sois ‘videojugadores’- controláis el uso que hacen vuestros hijos de la Play o de otros dispositivos que tenéis en casa. Y, lo cierto, es que los videojuegos, con control, están bien. Pero en estos días en los que las temperaturas bajan y bajan la mejor propuesta es acudir a los juegos de mesa –ahora se comparten más cómodamente en el sofá, los sillones y alrededor de mesas bajas-.

No nos referimos a recuperar los clásicos juegos de mesa –que también está bien-, sino a descubrir los nuevos y los que están de moda. Potencian en los peques agilidad mental, estrategia y diversión. Aquí os dejamos una muestra, y que podéis ‘aprovechar’ para incluirlos en su carta a Papa Noel o la de los Reyes Magos.

Dobble: concentración y reflejos

Este juego viene de Alemania, donde ha cosechado gran éxito. En su estuche metálico descubriréis 55 cartas redondas con ocho símbolos cada una y entre ellas solo hay un símbolo común: el reto para ganar. Es un juego estupendo para realizar en familia (con niños de más de 6 años) y que requiere rapidez, habilidad, reflejos y observación. El número de jugadores puede ir de dos a ocho. El precio ronda los 14 euros.

Catan: desarrollar su espíritu comerciante

Un clásico ya de los juegos de mesa para toda la familia. Se trata de un juego que aúna la estrategia, la astucia y la capacidad para negociar y en el que los jugadores tratan de colonizar una isla, Catán, rica en recursos naturales. Construyendo pueblos, estableciendo rutas comerciales, etc… Catan ha vendido más de 2 millones de ejemplares en Europa y América. Un juego de Klaus Teuber, editado por Devir, que está recomendado para mayores de 10 años.

Pero existe una versión junior, una versión simplificada del original, que está pensada para que los más pequeños de la casa a partir de 5 años. Se puede adquirir online en nuestra web club.qhn.es entorno a los 25,5€.

Gestos: destreza y rapidez

Divertidísimo juego para realizar en familia, que combina mímica y cartas. No hay límite en el número máximo de jugadores, pero sí en el mínimo (cuatro), ya que se trata de un juego por equipos. Hay que ser muy rápidos al coger la carta porque existe un cronómetro que cuenta y un dispositivo que se puede ‘tragar’ la carta si se sobrepasa el tiempo. Cuenta con tres niveles de habilidad y con más de 600 palabras para representar. Está indicado para todas las edades, pero es recomendable que los participantes tengan, al menos, 8 años. Es muy sencillo y su precio aproximado es de 17-18,5 euros. Diversión asegurada.

Monopoly Disney: ‘comprar’ sueños

monopoly Disney

Más de 20 películas míticas de Disney se dan cita en este juego de tablero para que también los peques disfruten del que ya es un clásico y que hará que empleen a fondo su imaginación; fácil, ya que se trata de, entre otras cosas, emular a sus personajes favoritos: Blancanieves, Bambi, Cenicienta… Son necesarios, al menos, dos jugadores (hasta ocho) y cada uno de ellos representa a uno de los protagonistas de las películas de Walt Disney. El juego cuenta con billetes ficticios, un dado, tarjetas de propiedad, figuras y cartas de Momentos Mágicos y Momentos de Película. El precio es de 30 euros. Los jugadores deben superar los 8 años de edad.

¿Qué soy yo?: capacidad sensitiva

Dirigido a los más chiquitines, pero con la participación de otros miembros adultos de la familia, este juego de cartas es también muy recomendable para poner en su inventario palabras relacionadas con los oficios. Las partidas son rápidas y el número de jugadores va de dos a seis. Es muy divertido: cada participante se hace con una carta que colocará en su frente –sin verla- sujeta con una cinta. A través de las preguntas que haga a sus contrincantes –y bajo el control de tiempo de un reloj de arena- podrá descubrir cuál es su carta y quién es él en ese momento. El que consiga las tres primeras cartas gana la partida. Favorece el desarrollo intelectual y motriz. El precio ronda los 10-12 euros.

Party&Co Junior: pruebas y preguntas

Party & Co Junior

Un total de 560 preguntas y pruebas reúne este juego en su versión para los niños mayores de 7 años. La temática es muy amplia porque las pruebas están divididas en cinco categorías, desde la mímica, a la emisión de sonidos o los dibujos y, por supuesto, a las preguntas elaboradas por profesores y educadores especialmente para este juego en el que se compite en equipos. Ganará el equipo que primero llegue a la casilla final. Está considerado como un juego educativo muy recomendable. Precio: 20 euros aproximadamente.

Lince: reflejos y agudeza visual

Hay varias versiones de este juego de mesa. Sin embargo, la más sencilla consiste en un tablero redondo con múltiples imágenes (de frutas, animales, objetos cotidianos…). Una vez repartidas tres fichas por jugador hay que localizar las ilustraciones gemelas que están en el tablero. Quien reúna mayor número de fichas se convertirá en ganador. Otra versión con el mismo nombre contiene una APP, de Educa Borras, y se puede elegir entre imágenes en blanco y negro, pixeladas, en fragmentos… Para niños de 6 años y más. El precio con APP ronda los 27-28 euros. El juego tradicional, con 70 imágenes, está a la venta por unos 17-18 euros.

Sherlock Junior para pequeños detectives

Por último, una versión para los niños de la casa, Sherlock Junior: Suriguri, del afamado juego de pistas Sherlock de Josep Izquierdo y Martí Lucas, editado por GDM Games. Un juego de cartas para niños en el que tendremos que resolver un misterioso caso. Suriguri, un famoso suricato del Zoo, ha desaparecido y nuestra misión consistirá en encontrarlo entre todas las personas que juegan. Orientado a niños a partir de 8 años permite jugar de 2 a 8 jugadores, en partidas de 60 minutos apróximadamente (varía según las habilidades detectivescas). Pero existe una versión junior, una versión simplificada del original, que está pensada para que los más pequeños de la casa a partir de 5 años. Se puede adquirir online en nuestra web club.qhn.es por poco más de 6€.

Además de estas propuestas de juegos de mesa, seguro que guardáis en casa los famosos naipes de Fournier (los de siempre) o alguna versión infantil. No está nada mal rescatar los juegos de cartas de siempre, incluso los ‘solitarios’; aunque la palabra no sea bonita, el hecho de ponerlos en práctica en familia ayuda en el desarrollo mental de los peques. El siguiente paso pueden ser las damas y, algo más tarde, el ajedrez. ¡Felices tardes, con merienda incluida!