Madrid, pueblo a pueblo, con niños (XIX): Buitrago del Lozoya

128
Viajad a la Edad Media Buitrago del Lozoya

Como una pequeña península en la que se eleva un recinto amurallado y medieval sobre tranquilas aguas. Así es Buitrago del Lozoya, rodeado del líquido elemento por tres de sus límites, pero en este caso por las aguas del río que da ‘apellido’ a este bello pueblo y que imprime magia con sus curvas y meandros. Este municipio es uno de los más bonitos de la Comunidad de Madrid, está a 75 kilómetros al norte de la capital y a los pies de la Sierra de Guadarrama. Desde 1993 es Bien de Interés Cultural y su recinto amurallado está reconocido como Conjunto Histórico Artístico.

Por si fuera poco, cuenta con bellas rutas de senderismo, zonas de recreo y agua, buena gastronomía y un museo de nivel; sí, el Museo Picasso-Colección Eugenio Arias, con más de 60 obras del internacional pintor malagueño.

Casco histórico y pasado medieval

Los primeros indicios de su origen (documentados) nos llevan a los siglos X y XI, aunque la muralla se levantó entre los siglos XI y XII por la población musulmana y después se continuó por la de los cristianos. Su recorrido es de unos 800 metros y se considera la mejor conservada de la Comunidad de Madrid.

Dentro de su casco histórico quizás lo mejor es empezar el recorrido por la Plaza de la Constitución para acceder luego a los adarves (muros de la fortaleza). En esta plaza se encuentra una de las enseñas del lugar, la Torre del Reloj, del siglo XIV. El reloj, que conserva la maquinaria del siglo XIX, es, en cambio, del siglo XX. Bajo la torre se encuentra el Arco de las Nieves y atravesándolo, el edificio religioso más importante de Buitrago de Lozoya, la Iglesia de Santa María del Castillo, de estilo neo mudéjar y restaurada en la década de los 80. Se puede subir a su torre, a 35 de altura, para contemplar el bellísimo paisaje, aunque se trate de un recinto acristalado (el precio es de 1 euro).

Su castillo entre murallas

Muralla Castillo Buitrago del Lozoya

La afamada muralla del municipio tiene dos adarves. El lado sur o muralla alta, al que se accede cruzando el Arco de las Nieves y subiendo unas escaleras. Las vistas desde ella son impresionantes y cuenta con elementos de artillería defensivos, una interesante colección de armas medievales. Se puede visitar (martes, miércoles, jueves y domingos, de 11:30 a 13:45, y viernes y sábados, de 11:30 a 13:45 y de 16:00 a 17:45) comprando una entrada de 2 euros. El adarve bajo se puede recorrer libremente (no hay que pagar y no tiene horario). Se accede a él desde la Plaza del Castillo o desde el Jardín Medieval, un bonito jardín laberíntico con zona infantil de recreo.

También es destacable en esta zona el Castillo de los Mendoza, del siglo XIV, que se encuentra en la zona sureste de la muralla. En él vivió el marqués de Santillana y acogió a ilustres y nobles invitados. Actualmente está cerrado por obras de rehabilitación. Poco tiene que ver con los castillos de la época; es de estilo mudéjar y también es conocido, por este motivo, como el Alcázar.

En Buitrago del Lozoya pueden presumir de su Museo Picasso, gracias a las obras del pintor que regaló a Eugenio Arias, barbero de la localidad exiliado en Francia, donde conoció al artista y forjó con él una amistad que duró 26 años. A la muerte de Arias, su familia cedió la colección al Ayuntamiento del pueblo. Más de 60 obras (cuadros, litografías, piezas de cerámica y carteles) pueden verse en el museo cuya visita es gratuita. Se encuentra en la planta baja del Ayuntamiento y el horario es de martes a viernes, de 11:00 a 13:45 y de 16:00 a 18:00. Los sábados, de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00, y los domingos y festivos, de 10:00 a 14:00.

Área recreativa y piscina natural

Área recreativa Riosequillo

Todos los miembros de la familia podéis disfrutar de los 4.500 metros cuadrados de agua en inmejorables condiciones (no está tratada con cloro ni con sustancias químicas) del Área Recreativa de Riosequillo. La gran piscina natural ofrece unas espectaculares vistas de la Sierra de Guadarrama. Cuenta además con cinco zonas verdes con césped en perfectas condiciones, restaurante merendero, parque infantil, bar y zonas para practicar fútbol sala y baloncesto. Podéis comer en su zona de restaurante o llevar la comida. Tiene un aforo de 2.000 personas y aparcamiento para 400 vehículos (consultad el aforo disponible actualmente).

Del pueblo parten estupendas y bella zonas de senderismo que os indicarán en la Oficina de Turismo.

Placeres culinarios

A la hora de comer o cenar, para redondear la visita a este bello pueblo, os recomendamos dos restaurantes que cuentan con buenísimos platos y estupendas opiniones, En Asador Las Murallas (Plaza de la Constitución, 3. Teléfono: 91 868 04 84) no solo son destacables el cordero, el chuletón o el entrecot, especialidades de la casa. Su carta es amplísima (patatas revolconas, zamburiñas y buenos pescados, tempura de verduras, torreznos, postres caseros…) y cuenta con terraza.

En la Calle Real, 60, se encuentra el restaurante El Espolón (teléfono: 91 868 14 49). El cachopo, los judiones, los callos, las patatas con torreznos, el solomillo o el arroz con leche son algunos de los protagonistas de su oferta culinaria. Cuenta además con opciones vegetarianas y sin gluten.

En Buitrago del Lozoya os esperan muchas más agradables sorpresas. Os animamos a acudir para que descubráis y disfrutéis su belleza. Si queréis ampliar la información, acceder a su web de Turismo.