Mercado Artesanal de Pelayos de la Presa: ‘shopping’ y ocio

1071
mercado artesano Pelayos de la Presa

Los mercados artesanales y medievales son las estrellas del verano. Durante los tres siguientes meses, y hasta llegar a las puertas del otoño, en toda nuestra geografía podemos visitar muchos de ellos, algunos con recreación y ambientación de una época concreta, y otros poniendo en valor las labores artesanales de todos los tiempos. Este último caso es el Mercado Artesanal de Pelayos de La Presa, que se celebra por segundo año consecutivo, los próximos 16 y 17 de julio, en la villa madrileña, tras el éxito de la primera edición. Ese fin de semana, en la localidad ubicada en la Sierra Oeste, a 80 kilómetros de la capital, podréis ver en sus calles puestos y tenderetes con artesanía local y disfrutar en familia de animación musical, mientras los niños se sorprenderán con actores y payasos y tendrán su rincón infantil y atracciones.

Un Mercado como manda la tradición

En el Mercado Artesanal encontraréis todo tipo de objetos realizados con esmero, manualmente en ocasiones, con gran tradición y también productos de proximidad, de kilómetro 0. Como señalamos se trata de un mercado que no se concreta en una época histórica sino en el que se valora la tradición. Pero que contará con múltiples atracciones y sorpresas para regocijo de todos, y especialmente de los niños de la casa.

Este apartado está organizado por La Fragua de Vulcano, pioneros y especialistas en la organización de ferias y mercados medievales y de época, que están reconocidos por sus excelentes ambientaciones, por la profesionalidad de sus actores y, sobre todo, por la implicación del público. Con ellos y con los artesanos vais a vivir un fin de semana muy especial, desde el viernes 15 de julio, a las 18:00, y durante todo el domingo 16, a partir de las 11:00. Pero, además, disfrutaréis de un entorno mágico.

Un pueblo con mucho encanto

Pelayos de la Presa cuenta con un destacable entorno natural. En él conviven remansos de paz (rutas de senderismo y a caballo) e importantes huellas históricas con el ocio y el recreo que atrae especialmente su cercanía (menos de 9 kilómetros) al Pantano de San Juan, conocido como la ‘playa de Madrid’ y galardonado por quinto año consecutivo con la bandera azul, que otorga la Fundación Europea de Educación Ambiental y que ondeará un verano más –desde 2018 es así- en una de sus dos playas, la de la Virgen de la Nueva. Es el único embalse de la Comunidad en el que está permitido el baño y las actividades acuáticas de motor. Es el complemento perfecto a vuestra visita al Mercado Artesanal.

…y larga historia

En cuanto al municipio, de origen prehistórico -cuenta con pinturas rupestres en el Paraje de La Enfermería-, en su patrimonio histórico destaca la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. De su construcción original -entre los siglos XVI y XVII- solo se mantienen parte de la sacristía y la espadaña; es lo único que quedó tras ser incendiada durante la Guerra Civil. Se reconstruyó ya a mitad del siglo XX y su visita merece la pena.

En la Plaza del Ayuntamiento, justo frente al Consistorio y con forma y uso de fuente, parece ser que se encuentra el Rollo o Picota, símbolo material que representaba el poder de la autoridad del momento, el abad del Monasterio o, posteriormente, los duques del Infantado. Curiosa es la estatua dedicada los ganaderos, que representa a un hombre (el Tío Honorio, como se le bautizó) montado en un burro.

Y además…

Si aún os quedan fuerzas, podéis visitar los bonitos pueblos cercanos. Por ejemplo, acudir al Castillo de Coracera, en el vecino municipio de San Martín de Valdeiglesias, a menos de 9 kilómetros de Pelayos de la Presa. Pero lo que no os podéis perder es el Mercado; os encantará y podréis hacer acopio de su fabulosa artesanía, de sus productos artesanales y también para los buenos paladares y ver cómo disfrutan los peques de un original espectáculo en sus calles.