Nos vamos de belenes por Madrid y alrededores

Una tradición cuyo origen se remonta al siglo XIII

38
belén navidad

La tradición del belén navideño viene del siglo XIII y dicen que la impulsó San Francisco de Asís y que la instituyó en la ciudad italiana de Greccio. Muchos años han pasado, pero muy pocos –en comparación- desde que la representación del nacimiento se escenifica en los hogares y, menos aún, desde que se hace en las calles de las ciudades y pueblos.

Hace siglos el belén solo se instalaba en iglesias, santuarios o palacios. Hoy es un símbolo de estas fiestas en todas las localidades de nuestra geografía. Hacemos un recorrido por los madrileños, los de la capital y alguno de la Comunidad, de los más icónicos a los artesanos o históricos, sin olvidar los teatralizados o los vivientes. Todos son gratuitos (o semi gratuitos).

En el Kilómetro Cero: el más visitado

Sin duda, el belén navideño más visitado es el conocido como Nacimiento de Sol, que la Comunidad de Madrid instala en su sede en la antigua Casa de Correos. El año pasado fue visitado por cerca de 124.000 personas.

En 2018, el agua fue la protagonista del belén, con una gran cascada, y este año vuelve a serlo. Pero los artesanos de la Asociación de Belenistas de Madrid –entidad sin ánimo de lucro-, responsables de la instalación, se han superado y han construido uno de nada menos que 170 metros cuadrados y más de quinientas figuras (pastores, trabajadores de forja, comerciantes, lavanderas…) muy realistas. También se recrea un olivar centenario. Todos los elementos están trabajados, hasta el mínimo detalle, a mano y con material reciclado. Este belén se puede visitar desde el 10 de diciembre al 5 de enero de 2020, de 10:00 a 21:30. Está en Puerta del Sol, 7, pero se accede a él por la calle Correo, 1.

El del Palacio de Cibeles: este año, circular

Más de doscientas figuras forman el belén del Ayuntamiento de Madrid, en el céntrico Palacio de Cibeles. Son obra del maestro belenista José Luis Mayo Lebrija. El resultado es un montaje realista que se puede recorrer circularmente; es decir, no se ve solo la imagen frontal, como en los de años anteriores. El cielo que cubre el belén del Ayuntamiento está formado con fondos cedidos por el Museo del  Prado.

Este nacimiento se puede visitar con un dispositivo audioescrito guiado, y también táctil, para personas con discapacidad visual. Se puede acudir a él hasta el próximo 5 de enero, de 16:00 a 20:00 (todos los días excepto el 24, 25 y 31 de diciembre y el 5 de enero, jornadas en las que el horario será de 10:00 a 14:00, y los días 1 y 6 de enero, que permanecerá cerrado). La entradas gratuitas se retiran en taquilla (planta 2) o a través de internet (0,50 euros por gastos de gestión).

Históricos, artesanales o con un plus

La Asociación de Belenistas de Madrid también se ha encargado de instalar otro belén navideño en la Plaza Mayor, junto a un pequeño taller de artesanía para los interesados en este arte, ya sea por curiosidad o por aspiración. En el mismo lugar habrá un belén táctil, de menores dimensiones, montado para visitantes con discapacidad visual.

Los bellos nacimientos napolitanos

Belenes y Nacimientos

Hay dos belenes en la ciudad con especial encanto (y valor). Uno de ellos es el del Museo de Historia de Madrid (calle Fuencarral, 78), que, desde el pasado día 5 de diciembre, mantendrá de forma permanente y con acceso gratuito su valioso belén del siglo XVIII. En él se pueden ver algo más de 50 valiosas figuras que se alternan: las que emulan las de los belenes orientales más clásicos y las italianas –estas ‘herencia’ de Carlos III de su reinado en Nápoles-. Algunas de ellas son articuladas. Se podrá visitar de martes a domingo, de 10:00 a 20:00. El horario de verano será de 10:00 a 19:00 (los días 24, 25 y 31 de diciembre y 1 y 6 de enero permanecerá cerrado).

Belén napolitano del Palacio Real

El otro nacimiento napolitano es el del Palacio Real (también de entrada gratuita). También procede del reinado de Carlos III, que quiso premiar a su hijo Carlos IV con un belén espectacular, que hoy cuenta con más de doscientas piezas –del siglo XVIII al XXI-. Se puede visitar desde el 18 de diciembre al 19 de enero, de 7:00 a 13:30 y de 17:00 a 21:00, de lunes a viernes. Los sábados, domingos y festivos el horario es de 8:30 a 14:00 y de 17:00 a 21:00.

Manzanares El Real y su belén muy ‘real’

Belén Navideño

A 49 kilómetros de Madrid, todos los miembros de la familia podréis disfrutar de un belén navideño viviente muy particular. Pero, sin duda, quienes más van a asombrarse van a ser los peques. Tiene lugar en el Castillo de los Mendoza, donde se desarrolla –como en años anteriores- una teatralización muy entrañable. Es un espectáculo de color, luz, sonido… en un escenario único en el que los pastores, las lavanderas, los soldados, los vendedores… de Jerusalén cobran vida.

La entrada a este nacimiento navideño es gratuita (hasta completar el aforo) y los tickets se pueden retirar los dos días de la representación en la Oficina de Turismo de la localidad (en la Calle del Cura, 5, de 9:00 a 15:00). El espectáculo tendrá lugar los días 21 (a las 18:00 y a las 19:00) y 22 de diciembre (a las 18:00).

Una tradición en la Sierra Norte de Madrid

Un Nacimiento viviente y gigante en Buitrago de Lozoya. El belén viviente de esta localidad –a una hora de la capital en coche- tiene merecida fama. Y es que este año celebra su 31 edición. Se recorre casi todo el centro histórico del municipio, nada menos que 1.300 metros y en él participan más de 300 vecinos ataviados con trajes de la época y en marcos representativos de 40 oficios y labores. La visita también es gratuita, pero se paga 1 euro por la gestión de la recogida de entradas, ya que el aforo está limitado a 2.000 personas. Tendrá lugar los días 21, 22, 28 y 29 de diciembre en dos pases, a las 18:30 y a las 20:30. Los peques (y también los papis) deben ir abrigados.

Pero si queréis conocer los Mejores belenes vivientes (o en movimiento) de España, no dudéis en leer nuestro anterior artículo.