Parque Gulliver vuelve a cerrar 5 horas después de reabrirse por las abrasiones ocasionadas a los niños

1184
Parque Gulliver escándalo

Poco tiempo le ha durado la reapertura al Parque Gulliver de Valencia. Abierto el pasado 3 de mayo nuevamente al público, no han pasado más de 24 horas horas cuando el Ayuntamiento se ha visto obligado, de forma cautelar, a volver a cerrarlo. Un ridículo y un despropósito para los niños tan monumental como su famosa y gigante figura.

Una rehabilitación cuestionada

Recordemos que el Ayuntamiento de Valencia anuncio a bombo y platillo, a través de su vicealcalde y responsable del área de Parque y Jardines, Sergi Campillo su apertura al darse las circunstancias de seguridad sanitaria suficientes para ello. A su vez anunció, que durante el tiempo de cierre temporal, se habían acometido diferentes rehabilitaciones y mejoras, como reparar algunas fisuras aparecidas en la cubierta de la figura, por un importe aproximado de 3.000 euros.

Pues bien, los primeros en disfrutar de esta atracción en tres dimensiones de 70 metros de altura, fue una excursión de escolares organizada como una actividad del colegio. Sin embargo, poco después -no habían pasado ni cinco horas de su apertura- se sucedieron las quejas, lo que hizo dispararse las alarmas. La mayoría de los niños presentaban lesiones de abrasiones o irritaciones en la piel tras disfrutar de esta monumental atracción de la figura de Gulliver.

Cerrado sin visos de fecha de apertura

Inmediatamente, el Ayuntamiento, como medida cautelar, ha procedido a su precinto hasta que no se conozcan exactamente las causas. Ante la hipótesis inicial de que el tipo de pintura empleado en su rehabilitación era el causante de las las abrasiones pierde fuerza, debido a que se utilizó sólo en algunas zonas muy puntuales.

Por ello, se ha solicitado a una empresa externa para que examine y realice un diagnóstico de toda la instalación, según anunció ayer el concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, con el fin de determinar exactamente la causa por la que este grupo de niños resultaran este lunes con erupciones e irritaciones en la piel, sobre todo en las manos y las piernas, tras tirarse por los grandes toboganes. Esperemos que el consistorio tome a medidas ante tal desastre.

Aparentemente este informe tardará, y en vista de la también anunciada rehabilitación integral del parque, es posible que la enésima reapertura se demore hasta después de haberse concluido estos trabajos, que llevarán meses.