Pinocho, un cuento clásico con personajes reales

145
pinocho

Pinocho llega a las pantallas de los cines españoles hoy, viernes 18 de septiembre, tras el retraso de su estreno en España provocado por la pandemia del Covid-19. La película es una nueva adaptación basada en el libro de Carlo Collodi Las aventuras de Pinocho (1883), un clásico de la literatura infantil italiana, sobre una marioneta de madera llamada Pinocho que se convierte en un niño de verdad y tiene como padre a Geppetto, un pobre y solitario tallador de madera.

Está versión, con actores reales, esta escrita y dirigida por Matteo Garrone, con la música de Dario Marianelli, y protagonizada por el actor y director ganador del Óscar Roberto Benigni en el papel de Geppetto, que hace un magnífico trabajo de interpretación.

Una historia de cuento con mensaje

Roberto Benigni en el papel de Geppetto

El relato, no difiere en gran medida de su homónima de animación de los años cuarenta de la factoría Disney. Como cualquier niño, Pinocho siente curiosidad por el mundo y aprende por ensayo y error. En un mundo entre lo real y lo fantástico, en una Italia rural y atemporal, Pinocho inicia un viaje que lo enfrentará cara a cara con la naturaleza, el reino animal y el mundo de la imaginación.

En esta versión se retoma del libro de Collodi la idea básica de que la infancia, el niño, dejado a sus impulsos se portará mal, elegirá siempre lo más fácil y cómodo, y que el aprendizaje no apetece. Las imágenes de Pinocho son crudas, pero tienen corazón, ese órgano del que carece el protagonista y que poco a poco irá desarrollando al descubrir lo que significa el afecto. Garrone compone una preciosa película alrededor de las carencias afectivas y lo hace a través de la mirada de un niño que busca encontrar su identidad y de un anciano, su creador Geppetto, que gracias a Roberto Benigni adquiere una fragilidad estremecedora.

No es un cuento para niños, al menos no para que los pequeños lo vean solos (está clasificada para mayores de 7 años). Es una narración tremenda, naturalista y de un minimalismo brutal.