Pistas para las nuevas comuniones: igual de emocionantes y divertidas

El número de asistentes al banquete es de un 50% de aforo, y en exterior puede llegar al 100%

259
comunión niños restaurantes

Muchos niños y niñas han tenido que posponer ‘su gran día’, el de su primera comunión, que, en principio estaba previsto para la primavera del pasado año. En algunas familias habéis optado por celebrar su comunión en petit comite (ellos solos como protagonistas y acompañados de su familia y algún amiguito o concelebrando el acto con algún comulgante más, pocos y en consenso) en período de restricciones más duras debido a la pandemia. Pero otros –y muchos colegios religiosos que organizan la celebración eclesiástica- habéis decidido que sea el próximo mes de junio –nuevo ‘escenario’ de primeras comuniones– cuando tenga lugar el evento.

Las medidas, tomadas debido a la afortunadamente positiva evolución epidemiológica, han permitido relajar y rebajar las restricciones desde que el pasado 9 de mayo finalizó el estado de alarma. A pesar de ello, dependiendo de las comunidades autónomas y de su incidencia, los aforos van cambiando, pero de ello os informarán en el colegio, la iglesia o el lugar de celebración de su primera comunión.

En cualquier caso, el número de invitados a la ceremonia religiosa oscila entre un 50% y un 75%, ya sea en el interior de una iglesia o en el exterior, y, si optáis por un banquete posterior en restaurante, en el interior –en casi todo el país- el número de asistentes es de un 50% de aforo, y en exterior –siguiendo las medidas de protocolo COVID- puede llegar al 100%. Pero la fiesta es la fiesta y los peques los protagonistas. Veamos opciones de celebración.

Fiesta en restaurantes con terraza o zona ajardinada

Casa Emiliana, un reconocido restaurante asador –con productos de temporada y calidad en su carta- no es solo un referente para comer bien cualquier día, sino, especialmente, para celebraciones; un buen lugar para vivir su primera comunión. Está en la zona norte de la Comunidad de Madrid, en San Sebastián de los Reyes, a solo 30 minutos del centro de la capital. Un poderoso atractivo es su gran terraza con parque de juegos, su jardín arbolado, pero también dispones de ambientes diferentes en el interior o en el exterior, totalmente acondicionados.

Y lo que aporta valor a la fiesta, su carta –bajo la dirección, creación y supervisión del chef Rafa Parro-. Cuenta con cinco tipos de menús muy atrayentes, un menú especial y otro infantil y con tarta de comunión. Podéis consultar la carta en casaemiliana.com. Por otro lado, en las celebraciones de primera comunión añaden a su servicio carritos personalizados Candy Bar, con dispensador de zumos y un montón de delicias. Está en la Carretera de Burgos, kilómetro 23, en San Sebastián de los Reyes.

Otra opción es El Jardín de La Máquina, al oeste de la capital, un restaurante en plena naturaleza. Nada más adentrarnos en la finca descubrimos una parra que da paso al jardín con un lago rodeado de olivos y una exuberante vegetación. Allí los protagonistas y sus más jóvenes invitados pueden jugar a sus anchas después de comer; cuentan también con un local muy especial para jugar.

El Jardín de la Máquina no solo es agradable y acogedor –está decorado con materiales naturales y piezas antiguas adquiridas en mercadillos de toda Europa-, dispone de una estupenda carta con varias opciones de menú, en la que destacan las carnes, pescados y mariscos. Hay menús para eventos especiales. Garantía absoluta para que los peques se lo pasen muy bien con todas las medidas anticovid. Está en Avenida Victoria s/n. Pozuelo de Alarcón (Madrid). Podéis consultar en grupolamaquina.es.

Y por último, el Mesón de Fuencarral, un restaurante referente en celebraciones y comidas familiares, encendieron por primera vez su chimenea en el año 1932, como señalan sus propietarios. Y, desde entonces, no ha hecho más que crecer en calidad y excelentes propuestas. Si estáis buscando un lugar con prestigio para celebrar su banquete de primera comunión os proponemos esta casa de labranza del siglo XIX con amplios salones y terraza acristalada y una estupenda carta de lo mejor de la cocina castellana… y mucho más orientado a este tipo de eventos. 

Recientemente han ampliado su zona de terraza exterior, por lo que el espacio al aire libre es más que suficiente para la celebración. Además, cuenta con zona infantil con columpios para esos momentos de esparcimiento de los niños tras la comida, y que os permitirán disfrutar de una sobremesa familiar. Está en la carretera de Colmenar Viejo, kilómetro 14,5 -salida 15 dirección Madrid, a solo 10 minutos de la Plaza de Castilla.

Una primera comunión muy especial en casa

Quizás tengáis en vuestro hogar un pequeño jardín o patio, o un interior espacioso, y hayáis optado por celebrar tan importante fecha para vuestros hijos en casa. Hay varios servicios de catering destacados y especialmente dirigidos a este tipo de eventos. Un buen ejemplo es En tus fogones, especialistas en comuniones, bodas, fiestas de empresa y cócteles y mucho más. Son más que un servicio de catering –como ellos mismos definen, “una experiencia gastronómica”-. Su carta, muy valorada en productos y elaboración, la podéis consultar en entusfogones.es y también podréis concertar allí el servicio (o en el teléfono 635 61 21 42).

Barú en casa es otro especial servicio de calidad de catering a domicilio en Madrid, que cuenta con un menú cóctel de comuniones con canapés fríos (cinco variedades), canapés calientes (seis excelentes variedades) y canapés dulces (tres variedades) y bebidas. El precio por persona parte de 34 euros por persona. Cuentan, además, con opciones de catering vegano y sin gluten. Podéis consultar sus propuestas en catering-baru.es (teléfono: 616 02 62 08).

Un final (o parada) muy dulce

La tarta de comunión es una tradición (como la de boda) que corona la fiesta. Pero muchas de ellas se han reinventado, personalizado y renovado. De ello dan buen ejemplo en tarta-chuches.com, una empresa especializada en deliciosas creaciones con nubes y gominolas. Sus tartas –más de 500 modelos o propuestasse fabrican después de formalizar el pedido, para que no pierdan firmeza ni frescura. Además de las clásicas –en dulces de color rosa para niñas y azul para niños-, elaboran otras a gusto del protagonista, con sus personajes o mensajes favoritos. Y no se quedan solo ahí; su propuesta se extiende a centros con este tipo de dulces (sin gluten), brochetas, corazones, números… Las creaciones os enamorarán.

Los pedidos –el servicio se extiende a toda la península- se deben realizar con 48 horas de antelación y a través de su web. Sus elaboraciones no admiten congelación y su duración alcanza ¡los tres meses!, aunque dudamos que los degustadores acaben con ellas en un pispás. El servicio take away se realiza a partir de un mínimo de 10 euros y los portes son gratuitos a partir de pedidos superiores a 30 euros. Todas sus tartas están envueltas para regalo y pueden llevar una tarjeta personalizada. Echad un vistazo a su web y os convencerá.