Planazo en el Bosque Encantado de Parauta (Málaga)

Ubicado en la Serranía de Ronda al lado del pueblo de los 'Pitufos'

1479
bosque encantado

En plena Serranía de Ronda, concretamente en el Parque Nacional Sierra de las Nieves, ha aparecido como por arte de magia el ‘Bosque encantado’ de Parauta, con duendes, magos y hadas. Es un sitio perfecto para recorrerlo con niños de 3 a 8 años, ya que su longitud de 1,2 km de ida y otro tanto de vuelta por terreno llano se adapta a las condiciones de los más peques de la casa. Por si acaso, un carrito no viene de más llevarlo.

Una escapada lúdica

Y aunque el encabezamiento lúdico con el que iniciamos este artículo parece más misterioso, lo cierto es que la magia no es la única responsable de la aparición de este bosque peculiar, o eso creemos, vaya. La historia de su creación es muy bonita y de momento parece que va atener un final feliz.

Parauta es un pequeño pueblo malagueño en el que viven regularmente 80 personas durante todo el año (aunque están censadas más de 200 ), cuya principal actividad económica, al igual que en todo el Valle del Genal, es la producción de castañas. Pero hace unos años les llegó la tragedia con la introducción del Dryocosmus Kuriphilus, comúnmente conocido como avispilla del castaño. Es una plaga de origen chino que llegó a Europa procedente de Italia, amenazando con destruir la producción de un fruto que supone el sustento de la mayoría de las familias de pequeños municipios como Igualeja, Parauta, Cartajima, Pujerra, Faraján o Genalguacil.

Y, lamentablemente así fue. Este hongo chino está destruyendo los castaños y desde hace tres años no se han podido recolectar sus frutos. Con este siniestro porvenir, un escultor local, Diego Guerrero, dio muchas vueltas para intentar revitalizar su pueblo. La idea le vino de lo que más dominaba, la escultura y talla de la madera. El año pasado, y con el apoyo del Ayuntamiento, decidieron crear ‘El Bosque Encantado’ de Parauta, dirigido a las familias con niños pequeños, con unos resultados que no se podían siquiera imaginar.

El solo, con la ayuda de una chica que pintaba las esculturas, ha creado numerosas figuras de duendes, magos y hadas talladas en en los árboles, que hace de este paseo un momento mágico para los niños.

«Ha sido una explosión de visitantes que al principio nos cogió por sorpresa pero que, sin duda, está revitalizando nuestro maravilloso pueblo. Se da el caso de que algunos fines de semana han llegado muchos cientos de personas, de nuestra región e incluso de otras partes de España», nos comenta el escultor Diego Guerrero.

Un bosque encantado lleno de la magia de duendes, magos y hadas

duendes, magos y hadas

Desde su inauguración el 9 de julio de 2021 sus tres bares, uno es nuevo, el hostal, las casas rurales y el camping han estado llenos de visitantes, en su gran mayoría familias con niños. Algo muy normal, porque en esta época del año el pueblo tiene una tonalidad naranja preciosa, gracias a las hojas caducas de los castaños, que contrasta con su vecino Júzcar, el famoso pueblo azul pitufo, a tan solo 9 kilómetros de distancia.

Pero nos queda la pregunta de como se le ocurrió a Diego esta idea y nos responde que tiene que ver con El Pinsapo de las Escaleretas, un árbol centenario de la familia de los abetos presente desde hace 20 millones de años atrás, y que se ha convertido en una especie exclusiva de esta zona.

Pues bien, este ejemplar llamado Pinsapo de Las Escaleretas, con una altura de un edificio de cinco plantas, un tronco que necesitaría de tres personas para abarcarlo y una edad de entre 350 y 500 años, tiene una leyenda que dice que «creció, como faro y guía de los caminantes, en el mismo sitio donde fue enterrada una señora del lugar cuya bondad y hospitalidad con los transeúntes era motivo de veneración ente los que la conocieron». «La leyenda -continúa Guerrero- dice que esta señora cuidaba del bosque y de los cuatro elementos de la naturaleza y, por supuesto, de los seres mágicos que lo habitaban, duendes, magos y hadas».

Este escultor, especialista en tallas en raíces de olivo, tiene su taller a la entrada del bosque. Si está disponible atiende a los visitantes y les da una una pequeña charla para ponerlos en contexto. Por cierto, la entrada es completamente gratuita.

Cúando y dónde ir

La mejor época para ir es en otoño y primavera, aunque si el tiempo acompaña puede visitarse todo el año. Pero hay que anotar en la agenda que el primer sábado de julio se realiza la fiesta del Bosque Encantado. El casco urbano del pueblo se apaga en su totalidad y queda iluminado por la luz de 3.000 velas colocadas en sus calles. El próximo año habrá actores ataviados como los personajes del bosque y se celebrarán gincanas muy divertidas.
Parfa pernoctar hay varios alojamientos rurales en el pueblo como Rosario Vintage o Casa Manolita y el hotel Los Castaños, con precios muy asequibles. Además hay numerosas casa rurales en los pueblos cercanos como Cartajima o Igualeja.

El Bosque Encantado inicia su tercera fase

El éxito del proyecto de Parauta es tal que Diego Guerrero ya está proyectando la tercera fase del Bosque Encantado que iniciará en enero del próximo año. «Tengo planeado construir una casita de cuentos, otras figuras como un conejo con alas y un mirador con unas vistas increíbles al valle». Pero su obra ha traspasado las fronteras de su comarca y ya ha recibido una oferta en firme para realizar otro bosque encantado en Lugo.

Júzcar, el pueblo pitufo

Para completar esta escapada, muy cerca está Júzcar, el pueblo pitufo que también sorprenderá a los peques. Este curioso pueblo, totalmente pintado de azul, saltó a la fama en el año 2011 cuando la productora Sony Picture lo escogió para promocionar su película Los Pitufos. Júzcar pasó de ser un pueblo blanco más de Andalucía, a ser el pueblo azul.