Prepárate para ver la otra ‘lluvia de estrellas’ del año

43
Oriónidas Cometa Halley

Hablamos de las Oriónidas, una de las lluvias de estrellas más esperadas del otoño, y que serán visibles hasta noviembre. Son estrellas fugaces resultantes de los fragmentos desprendidos del cometa Halley, y que deja a su paso cada 76 años, cuando completa su órbita alrededor del Sol. Estas estrellas fugaces provienen de la constelación de Orión, de ahí su nombre.

Cuándo ver y dónde la última lluvia de estrellas

Su actividad se extiende entre el 2 de octubre y el 7 de noviembre. Para poder apreciar la lluvia de estrellas, los astrónomos recomiendan buscar un cielo oscuro, en lo posible alejado de las grandes ciudades, pues muchos de los meteoros (estrellas fugaces) son en general débiles y no se ven si hay mucha contaminación visual. Una vez que los fragmentos desprendidos del cometa entran en contacto con la atmósfera, se desintegran y producen bólidos de tonalidades azuladas o verdosas que atraviesan el cielo nocturno fugazmente, en cualquier dirección.

Para admirar este fenómeno astronómico, al igual que pasa con las Perseidas o Lágrimas de San Lorenzo producidas por el cometa Swift-Tuttle, en ningún caso se aconseja el uso de prismático ni telescopios; se ven mejor sin ellos.

El número de estrellas visibles es moderado, se esperan entre 15 y 70 meteoros por hora viajando a velocidades de hasta 66 kilómetros por segundo. Pero como ocurre con todas las lluvias de estrellas, este año 2022 habrá un momento donde se dejan ver mejor y será la noche del 21 al 22 de octubre. Es decir, el pico de las Oriónidas ocurrirá cuatro días antes del 25 de octubre, con la Luna a punto de alcanzar su fase nueva.

Las Oriónidas es una de las dos lluvias de estrellas anuales producidas por el cometa Halley, junto a las Eta Acuáridas que son visibles por el mes de mayo.