Inicio Estilo de vida Comuniones Primera Comunión en otoño, diferentes pero también especiales

Primera Comunión en otoño, diferentes pero también especiales

No faltarán esfuerzos para que sea una fecha inolvidable para todos

283
primera comunión otoño

Ya están aquí las fechas de su Primera Comunión que, a causa de la pandemia, se había retrasado de sus fechas habituales, mayo y junio, y, poco a poco –desde agosto, mes en el que muchos padres decidieron celebrarlas-, se empiezan a recuperar. Los comulgantes vieron que su ilusión se echaba por tierra debido a la nueva normativa. No han sido los únicos; restaurantes, establecimientos especializados en ropa y calzado para ese día especial, modistas, servicios de catering… tuvieron que hacer un duro parón en sus expectativas.

No pasa nada porque la Primera Comunión se retrase un año –de hecho, nosotros comulgábamos a los 7 años y los niños de hoy lo hacen, por lo general a los 9 años-, pero para muchos peques y padres la fiesta va por delante. Bueno, pues –con todas las medidas de prudencia y seguridad- ya se pueden celebrar.

Cómo y cuándo celebrar ese gran día

Hay establecida por ley –orden 668/2020, de 19 de junio, de la Consejería de Sanidad- una normativa en la Comunidad de Madrid, muy parecida a la de otras comunidades autónomas que no han tenido que retroceder en alguna de sus comarcas a otra fase. Según ella, “las ceremonias nupciales y otras celebraciones religiosas o civiles podrán realizarse en todo tipo de instalaciones siempre que no se supere el 75% de su aforo”. A ellas podrán asistir un máximo de 150 personas en espacios al aire libre o de 75 personas en espacios cerrados”. Desde el día 7 de septiembre esta normativa se modifica, reduciendo al 60% el número de personas que puedan asistir al acto religioso en la Comunidad de Madrid.

Si el banquete que sigue a la celebración religiosa tiene lugar en un restaurante o salón –y actualmente también en un espacio exterior- a cada una de las mesas se podrán sentar un máximo de 10 personas y, por otra parte, se tendrá que realizar un registro de todos los asistentes. Ahora bien, también habrá que atenerse a las restricciones de horarios o a algunas medidas que, por su cuenta y seguridad, adopte el local. Para aseguraros del espacio disponible en el banquete es mejor que lo volváis a consultar con el establecimiento. Pero, aun siguiendo los protocolos establecidos, todo depende de vuestra concienciación.

Una fiesta en casa, con jardín o patio propio

Muchos padres han optado por realizar otro tipo de celebración: en casa. Si tiene jardín, patio interior propio o dimensiones adecuadas al número de invitados, la opción es estupenda. Con todas las medidas de seguridad presentes y para que los familiares de los celebrantes no se pasen más de un día cocinando, se puede contratar los servicios de un catering.

Os recomendamos uno con buenísimas referencias: Uombat Catering, con 15 años de experiencia y con la profesionalidad de Rocío Teus, su fundadora, al frente, os pone en bandeja un banquete de calidad. Nace avalado por la cocina tradicional española, pero acoge cocinas internacionales, apostando por la comida sana y con opciones vegetarianas, veganas y sin gluten. Uombat –especializado en eventos, como bodas, comuniones, fiestas de empresa, brunch, drunch, cumpleaños, fiestas infantiles y cócteles de todo tipo- ofrece menús de Primera Comunión ‘a la carta’, según los gustos, necesidades e invitados del cliente.

Los precios de los menús para esta celebración, con servicio de camareros y bebidas incluidos, y con todo el protocolo de seguridad, parten de los 32 euros. Poneos en contacto con ellos en el teléfono: 91 781 57 89. Podéis informaros también en uombat.com.

Banquetes ‘a la carta’ para todos los protagonistas del día

En todas las comunidades autónomas encontraréis restaurantes ubicados en lugares espaciosos con más de un salón y grandes jardines, cuya capacidad permite, más que de sobra, una celebración que cumpla los protocolos.

mesón de fuencarral terraza Colmenar Viejo

Nos hemos trasladado a tan sólo 10 minutos de Plaza Castilla, apartado del ruido y rodeado de tranquilidad con luces tenues por la noche, en la Carretera de Colmenar Viejo, para conocer El Mesón de Fuencarral. Un restaurante familiar histórico –abrió sus puertas en 1932- y con una excelente propuesta de cocina castellana. Sus salones están más que preparados para este tipo de evento, así como su extensa terraza.

Cuenta con unos 40 deliciosos platos para personas que padezcan celiaquía, alergias y todo tipo de intolerancias alimentarias. Así, todos disfrutan de sus exquisiteces. Pero, tras la comida, hay (opcionalmente) un programa de animación con teatro de improvisación, globoflexia, juegos y chuches. Y también un parque infantil al aire libre.

…o en un restaurante con espacios al aire libre

Otro ejemplo es el recientemente remodelado Portonovo, con una amplia terraza y un parque infantil. Es un clásico renovado en la carretera de La Coruña, en concreto en el municipio de Aravaca (calle Aguaron, 7). Se trata de un restaurante gallego, con excelentes pescados y mariscos, y muchas más propuestas. Dispone de salones privados con techo corredizo, por si el día es soleado o se ha vuelto un poco gris, para que no te se estropeo su gran día. Teléfono: 91 307 01 73.

Los niños y niñas deben disfrutar de ‘su día’ y, como niños, querrán jugar. Es posible, pero con todas las cautelas. La responsabilidad está en vuestras manos.