Revisa las bicis de los niños y escoge una ruta increíble

60
rutas en bici con nenes

A veces limitamos nuestras oportunidades de coger la bicicleta con los niños por no tener preparado nuestro equipo. Hasta que no llega la primavera no revisamos nuestras bicicletas. Ese día nos encontramos con las sorpresitas y, o perdemos una jornada o alguien se queda sir poder ir.

La realidad es que si no hace mucho frío y, sobre todo, si no llueve, cualquier día es magnífico para coger las bicicletas. Incluso mejor que con calor. Así que ya va siendo hora de revisar como tenemos el equipo y tener en cuenta que los niños crecen, y quizás va siendo hora de ir de compras. Además, es también un buen momento para descubrir las rutas más apropiadas para los componentes de la familia y, ¿por qué no?, de comprar un portabicicletas que nos permita descubrir esta temporada ‘nuevos mundos’.

Consejos para evitar sorpresas

Si seguís unos sencillos pasos, evitaréis sorpresas. Si no eres un poco manitas deberíais acudir a un profesional. Pero si te atreves, estos serían los pasos básicos a seguir:

Comprueba el estado de las ruedas, ya que tras meses sin uso pueden haberse cuarteado. La presión es muy importante. En una bici de carretera es aconsejable una presión de 8 a 9 bares, mientras que en la de montaña sería en torno a los 2-3 bares.
Resulta fundamental asegurarse de que los cierres de las ruedas estén bien apretados.

Comprueba que las manetas del cambio y las de los frenos están bien ajustadas y no se mueven. También que el recorrido del freno sea el correcto y los cables no estén destensados o demasiado tensos. Asegúrate también de que las zapatas de freno no están desgastadas.

Debes comprobar que, tanto el cambio trasero como la cadena, están bien limpios y engrasados. También conviene probar el funcionamiento de los cambios y ajustarlos si se producen saltos entre piñones o cambios bruscos. Esta parte es más complicada, así que si no sabes como hacerla correctamente, te aconsejo que acudas a un profesional. Si ves que los dientes se están haciendo menos puntiagudos es hora de cambiar el cassete y la cadena.

Recordad que, si finalmente os decidís a realizar alguna de las rutas sencillas propuestas (o cualquier otra), lo primero es la seguridad. Así que no os olvidéis del casco (obligatorio para los niños y muy recomendable para los adultos) y los guantes. Algo de comida, bebida y un chubasquero (por si acaso), os ayudarán a que la ruta familiar en bici sea todo un éxito.

Rutas ciclistas en Madrid

El Anillo Verde tiene un trazado circular de 65 km de longitud que rodea el casco urbano de la capital. En su mayor parte se trata de un carril bien pavimentado y segregado del tráfico de vehículos. Dispone de áreas de descanso provistas de fuentes, bancos y planos informativos. Aunque la mayor parte de su trazado transcurre por zonas verdes, en ocasiones se interna en el tejido urbano. Su multitud de tramos facilita mucho la entrada desde cualquier parte de la ciudad.

Madrid Río, además de sus zonas de ocio para niños, tiene un recorrido de 30 km de longitud que comparten peatones y ciclistas. Las pendientes y dificultades son escasas y durante su recorrido podréis visitar Matadero y su poco conocido Invernadero del Palacio de Cristal de Arganzuela, que está abierto por las mañanas de martes a domingo y casi siempre está vacío.

La Casa de Campo tiene rutas muy interesantes como la Ruta Glorieta de los Patines – Glorieta de los Patines que discurre casi en su totalidad por la zona sur del parque. Allí se encuentra una buena parte de las instalaciones de ocio y elementos históricos ubicados en la Casa de Campo (merenderos, fuentes, zonas de descanso, puentes…) Tiene una longitud de 12 km de baja dificultad. La ruta Puerta de Rodajos transcurre por las zonas menos conocidas de la Casa de Campo pero que incluyen lugares emblemáticos como los restos de Casa Quemada y el Cerro Covatillas. Su longitud es de 11km aunque se puede recorrer una alternativa que llega hasta los 13km.

Casa de Campo de Madrid

El circuito de El Parque Juan Carlos I está bien señalizado y recorre la totalidad del parque. Sus 8,5 km son prácticamente llanos, por lo que resulta ideal para una ruta familiar en bici. Dispone de fuentes repartidas por todo el parque.

Vías verdes y vías Pecuarias

Las Vías Verdes son antiguas vías ferroviarias en desuso, que han sido reconvertidas en itinerarios ciclistas y senderistas. Hay cuatro Vías Verdes aptas para recorrer en bicicleta. La Vía Verde del Río Guadarrama, de 4,5 km de longitud; la del Tren de los 40 Días, de 14 km; la del Tajuña, de 49 km; y la de la Gasolina de 3,18 km.

Las vías Pecuarias son aquellas por las que discurría el tránsito ganadero. Este conjunto de caminos constituyen un legado histórico, único en Europa, que permite que podamos disfrutar de una gran variedad de rutas verdes para practicar el senderismo o las rutas en bicicleta. Hay más de 50 rutas pecuarias disponibles para recorrer en compañía de vuestros hijos en bicicleta. Entre todas ellas encontraréis unas cuantas muy sencillas.

Para los niños más atrevidos dejamos unas direcciones de Parques Pump Track en la Comunidad de Madrid, donde seguro se divertirán recorriendo sus obstáculos, ondulaciones y peraltes.