Spas para ir con niños y curarse todos en salud

936
spa para bebés

Cuando acudimos a un spa –un lugar que la mayoría de nosotros valoramos, y mucho- es en busca de relax y de beneficiosos masajes a través de terapias acuáticas. Queremos huir del estrés del día a día, y esos maravillosos circuitos termales, con sus cambios en la fuerza y la temperatura del agua, hacen que lo consigamos. Hasta hace unos años –no tantos- era impensable que los más jovencitos de la familia accediesen a estos templos del bienestar, ya que su alegría al chapotear y jugar con el líquido elemento parecía incompatible con el descanso de los adultos.

Actualmente son muchos los spas que cuentan con zona u horario infantil. Es lógico; ellos también sufren estrés y el agua –además de la de las playas y piscinas públicas y privadas- es un buen conducto para frenarlo. Eso sí, es deber de todos trasladar la importancia de la práctica y normas del lugar: ni gritos, ni salpicones… Hay que disfrutar relajándose.

Todo son ventajas en los spa para bebés

Si los peques siguen las ‘leyes’ del spa se beneficiarán, sin duda, de todo –o más- lo que nos proporciona a los adultos. Los circuitos de agua favorecen el desarrollo de su musculatura y el riego sanguíneo y, con ello, su actitud. Los peques son estupendos receptores del bienestar; en el agua se relajarán de las rutinas del programa escolar, pero también las fortalecerán; ya se sabe, “men sana in corpore sano”. Por otro lado, compartir con padres y demás familia esta agradable práctica crea vínculos muy beneficiosos.

Baby Spa: desde sus primeros días y hasta los seis meses

spa para bebés con piscina en Madrid

Este lugar, en el céntrico barrio madrileño de Chamberí, es un exclusivo spa para bebés. Desde los pocos días de vida, vuestros chiquitines pueden beneficiarse de sus servicios, que cuentan con personal especializado –y también de la compañía de sus padres; el local cuenta hasta con una sala de lactancia-. Entre sus propuestas destacan las de hidroterapia, que, inconscientemente, les ayudará a sentirse seguros en el agua. Pero también Baby Spa ofrece masajes terapéuticos con profesionales cualificados, para mejorar su movilidad, y suaves masajes con aceite de semillas de uvas de Sudáfrica para hidratar su piel.

Los más pequeños –menos de ocho semanas de vida- reciben su terapia termal en bañeras individuales de agua purificada. Y en todo el espacio se escucha música relajante. Todo está orientado a estimular su relajación y salud.

Dónde. Calle Almagro, 30. Madrid. Teléfono: 91 138 83 35.

Horario. De martes a sábados, de 10:00 a 14:30 y de 15:30 a 19:00. Lunes, de 10:00 a 14:00.

Un balneario con Spaventure para los peques

En la localidad alcarreña de Trillo, a poco más de una hora de Madrid, está el Balneario Carlos III, que recibe el nombre de su fundador, el monarca ilustrado, como se le conoció. Se trata de un alojamiento hotelero, construido en torno al balneario –al que se puede acceder aunque no estéis alojados en el hotel-, cuyas aguas son muy recomendables por su calidad y propiedades mineromedicinales. También destaca por su amplia oferta de tratamientos estéticos y terapéuticos.

Los niños de 2 a 4 años pueden disfrutar de la Piscina Infantil, pero a partir de los 4 años –y hasta los 12- ya tienen acceso a la Piscina Termal Activa durante las tardes de los viernes (de 18:00 a 19:00) y los sábados y domingos (de 11:00 a 12:00 y de 18:00 a 19:00). Pero también cuentan con Spaventure, una piscina cubierta con muchos juegos y exclusiva para ellos. El establecimiento también pone a vuestra disposición servicio de guardería.

Dónde. Carretera La Puerta s/n. Trillo (Guadalajara). Teléfono: 949 03 34 89.

Aguai+: con duchas de aromaterapia y un circuito divertido

En este spa del barrio madrileño de Hortaleza os encontraréis a gusto tanto los mayores como los peques. Cuenta con pasillo acuático, chorros terapéuticos, piscina con chorros de agua a 33º y hasta duchas de aromaterapia. Es un buen centro para compartir los beneficios de la hidroterapia, pero también de los tratamientos con aceites hidratantes.

Las niñas cuentan con un plus, ya que hay tratamientos de belleza dirigidos solo a ellas y que se realizan con esencias de frutas y que se inspiran en rituales de diferentes partes del mundo. Ofrecen descuentos desde el 20% al 30% dependiendo del número de sesiones o tratamientos.

Dónde. Calle de las Pedroñeras, 11. Teléfono: 91 281 27 25.