Tres (+1) museos ‘diferentes’ para tres ciudades magníficas

548
museos diferentes

Este marzo está siendo muy inestable. Hace frío, hace buen tiempo, llueve no llueve… Así es difícil planificar actividades con los niños al aire libre, y a cubierto quizás nos empezamos a repetir. Pues bien, no olvidaros de los museos divertidos y más desconocidos. Hoy os resaltamos tres (más uno) de nuestras principales ciudades. Seguro que triunfáis con los peques.

Madrid: Museo del Ratón Pérez

La Casa Museo del Ratón Pérez de Madrid es un lugar lleno de sorpresas, para que los niños se acerquen a los orígenes de este famoso y querido personaje. Se remontan a finales del siglo XIX, cuando el jesuita, Luis Coloma, inventó un cuento para calmar a un pequeño Alfonso XIII que acababa de perder un diente de leche.

El Museo está situado en la primera planta de un edificio de la calle del Arenal. Los niños podrán descubrir cómo era la casa en la que vivía el Ratón Pérez, saber más sobre la historia de este personaje. También podrán ver los dientes de leche de algunas personalidades famosas como Beethoven y Newton.

Dónde: C/Arenal, 8 1ªPlanta. 28013 Madrid.

The Robot Museum, con todos los héroes cibernéticos del cine

Robot Museum, unos de los museos para ir con niños

Aunque está cerrado del 1 al 15 de marzo, no quería dejar de mencionar The Robot Museum para que vayáis planificando un plan divertido como este. En el centro de Madrid (C/ Alberto Aguilera, 1) nos topamos con los robots más famosos de la historia del cine y del mundo de la robótica en general. Las réplicas de Iron man, del androide R2D2, de La Guerra de las Galaxias, o del ciborg Terminator nos esperan en The Robot Museum, un lugar único impulsado por el experto en robótica Daniel Bayón. Más información en el 91 447 88 08 o en su web.

Precios. 2 euros (niños y niñas de 5 a 14 años) y 4 euros (adultos). Family pack: 6€ (2 adultos con dos niños menores de 14 años). La entrada es gratuita para los menores de 5 años.

Barcelona: Museo de Autómatas, ideal para visitar con niños

Más de 40 juguetes y grandes maquetas de funcionamiento mecánico componen el bello Museo de Autómatas del Parque de Atracciones Tibidabo. Se inauguró en 1909 y reúne piezas del siglo XIX y de la primera mitad del siglo XX. Este espacio está considerado como único en Europa por el gran valor y la buena conservación de los juegos y juguetes expuestos.

Lo que podéis ver en él, y que os dejará a todos impresionados, son aquellos muñecos y atracciones que se instalaban hace muchos años en las ferias y se accionaban mediante la introducción de monedas (algo que en este museo no es necesario, ya que se activan pulsando un botón). Disfrutaréis de grandes maquetas como la que recrea un paisaje nevado recorrido por un coche tirado por perros, una noria, un ring de boxeo, un salón de baile del siglo XIX o un circuito de tren al que no le falta el mínimo detalle.

La figura más antigua es la del Payaso Mandolinista, que data de 1880, y una de las más nuevas es la de Los hermanos Gaüs o el equilibrio del mundo, de 2005 y que fue finalista del concurso de autómatas de la Exposición Universal de Aichi (Japón) ese mismo año. Algunas de estas piezas –muchas fabricadas por los trabajadores del parque a partir de 1925- están en vitrinas, pero todas tienen movimiento. ¡No os lo perdáis!

Dónde. Museo de Autómatas. Parque de Atracciones Tibidabo.

Horario. Los jueves, de 12:00 a 16:00. De viernes a domingo, desde las 12:00 a las 19:00. Consultad horarios de días especiales (o temporadas con visitas guiadas) en tibidabo.cat o en el teléfono: 93 211 79 42.
Precio entrada al museo 2 euros.

Valencia: L’Iber, el universo de los soldaditos de plomo

Es el museo de miniaturas más grande del mundo. El Museo L’Iber alberga 95.000 soldaditos de plomo, entre las cerca de un millón de piezas de sus quince salas. Es el plan perfecto para los niños del que los papás también disfrutarán.

Está ubicado en pleno centro de la capital del Turia, en el barrio del Carmen, en un magnifico palacio gótico que fue residencia del marqués de Malferit. Tanto el edificio como las colecciones se encuentran en un espléndido estado de conservación. Sus salas recrean la Batalla de Almansa, la Ruta de la Seda (con escenas de la vida cotidiana de los países que hicieron historia de ella: India, China, Japón, Turquía…) o la vida de Napoleón. Es también recomendable visitar la Sala de la Prehistoria (del Jurásico al final del Paleolítico) o la de la Antigüedad. Además, tienen cabida colecciones contemporáneas; por ejemplo, de partidos de fútbol. El museo dispone de una tienda-librería en la que se pueden comprar reproducciones de soldaditos de plomo o juguetes artesanales.

Está permitida la entrada de cámaras al Museo l’Iber para uso personal, sin flash ni trípode, con lo que os podréis llevaros más de una foto o selfie sin problemas.

Dónde. Calle Caballeros, 20-22. Valencia. Telf. 96 391 86 75.

Horario de invierno. Sábados, de 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00. Domingos, de 11:00 a 14:00. Más información: www.museoliber.org.

Precios. 8 euros (entrada reducida de 5 euros para jubilados, familias numerosas o monoparentales, Carne Jove, desempleados…) Entrada gratuita para menores de 4 años.