Un plan en familia para recoger setas cerca de Madrid

553
recoger setas con niños en familia

Llega el otoño, la estación de los hongos, en la que disfrutar además de bellos paisajes con los colores propios de la época. Seguramente muchos de vosotros, en vuestra infancia, habréis salido de excursión, cestas en mano y con vuestros padres, a recoger setas en familia. En la Comunidad de Castilla y León –en Soria especialmente- y en la de Navarra se encuentran buenos y valorados ejemplares. Pero también en Madrid, sobre todo en Sierra de Guadarrama. El Puerto de Canencia, Alameda del Valle y el Valle del Paular son tres buenos destinos para encontrar ejemplares de boletus edulis –quizás el hongo más popular-, perrechicos y níscalos. Pero actualmente hay reglas (que determinan el peso permitido de la recolección) y zonas acotadas. A no ser que seáis expertos en esta ciencia biológica, hay que ser precavidos.

Si recolectáis en zonas permitidas es importante que acudáis a la Sociedad Micológica, en la calle Emigrantes, 20, de Madrid, para que os den el visto bueno para su consumo. Pero si vais con chiquillos y os queréis iniciar en esta actividad, lo mejor es apuntaros a una ruta guiada en familia. Os proponemos una, muy interesante y también divertida.

Vamos de excursión con Pequesetas

A menos de una hora en coche de la capital está el valle de Navalmedio, en la Sierra de Guadarrama y entre los términos municipales de Navacerrada y Cercedilla. Es allí donde Pequesetas ofrece un estupendo plan en familia los sábados, domingos y el festivo 12 de octubre. No se trata solo de disfrutar de la naturaleza en un momento mágico y colorido -sí, también-. Sobre todo, sus salidas micológicas guiadas están destinadas a la información y no tanto a la recolección, aunque, por supuesto, ésta forma parte de su programa.

Durante dos horas toda la familia podréis descubrir el fascinante mundo de las setas con monitores especializados y en un envidiable entorno natural, en pleno bosque. Por otro lado, la actividad es una buena oportunidad para concienciar a los niños en el cuidado del medio ambiente. El recorrido es sencillo y se realiza de manera responsable. Los pequeños recolectores conocerán, además, a través de una guía de dibujos, a los personajes del bosque que les darán pistas para distinguir las distintas especies de setas y descubrir el olor o el tacto de ellas.

Qué necesitáis para recoger setas

Aunque la propuesta está destinada a la formación, si queréis recolectar es necesario contar con navaja -en manos de los adultos- y cesta con fondo de rejilla (en Pequesetas se pueden alquilar, más abajo os señalamos los precios). Esto es muy importante porque permite que las esporas se diseminen por el bosque y que así tengamos nuevos ejemplares.

Antes de inscribiros consultad la previsión meteorológica de la fecha en la que queréis acudir y es recomendable que llevéis calzado apto para montaña y ropa de abrigo; mejor varias capas finas que una prenda gruesa. La inscripción incluye revisión de los ejemplares que hayáis recolectado, una guía de setas para los pequeños (editada por Navalmedio) y seguro de accidente.

El punto de encuentro lo determinan los monitores micológicos dependiendo de la disponibilidad de ejemplares (siempre dentro del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama) y se comunicará a los excursionistas 24 horas antes del inicio de la actividad. Aunque en la agenda de Pequesetas la primera fecha de esta interesante experiencia es el 9 de octubre, nos comunican que lo más probable, en función de las condiciones meteorológicas y de las especies, es que empiece el 12 de octubre, a las 15:00. Las siguientes fechas son el domingo 17 de octubre, el sábado 23 de octubre y el domingo 31 del mismo mes, siempre a las 15:00. Las reservas las podéis realizar a través del teléfono 91 852 30 19 y en [email protected]

Precios. Adultos: 15 euros. Niños hasta 9 años: 10 euros. Menores de 4 años: gratuito (máximo, uno por adulto inscrito).

Alquiler de cestas: 3 euros. Navajas: 2 euros. Mochilas portabebé: 10 euros.

Y además…

Otro de los lugares favoritos para practicar esta actividad es el Monte Abantos –también en el entorno de la Sierra de Guadarrama y perteneciente al municipio de San Lorenzo de El Escorial. Está reconocido como Territorio Histórico de El Escorial: Monasterio, Sitio y Entorno Natural y Cultural y declarado Bien de Interés Cultural. Es un destino más para papá y mamás con experiencia, pero en el que los peques disfrutarán igualmente. En este caso, es recomendable que os informéis antes de las zonas y condiciones permitidas. Para completar el día podéis visitar el real Monasterio de San Lorenzo del Escorial -con su palacio real, el panteón, la Basílica- y visitar la localidad. Si os habéis apuntado al plan de Pequesetas os recomendamos acudir al Real Monasterio de Santa María de El Paular, en la localidad de Rascafría, o dar un paseo y tomar un refrigerio o cenar en Cercedilla.