Una escapada ‘histórica’ a la Villa Romana de Noheda (Cuenca)

3673
Villa romana de Noheda

A solo 18 kilómetros de Cuenca y a menos de 180 kilómetros de Madrid, grandes y chicos os toparéis con una bella lección de historia, en vivo y en directo, en la pedanía  de Noheda, perteneciente al municipio conquense de Villar de Domingo García y que es una villa romana, con mosaicos y estancias en buen estado y que muchos denominan como la Pompeya española. En realidad, el lugar está datado entre los siglos I a.C. y VI a.C., pero lo que en realidad está mejor conservado (y se puede visitar) es una lujosa villa del siglo IV.

Está muy cerca de otros municipios más grandes que podréis visitar, como Segóbriga. La excursión es más que interesante ya que en la localidad de Villar de Domingo García podréis ver huellas de su pasado, desde el Paleolítico Inferior, que habitaron sucesivamente  visigodos, romanos, árabes y cristianos. Pero antes de que pongáis rumbo a la villa, una maravilla, debéis saber que las visitas son gratuitas y guiadas –hasta el día 31 de diciembre de 2021-, pero requieren reserva previa (ver abajo).

Descubrid la lujosa vida de hace siglos

Fue en 2005 cuando un grupo de arqueólogos descubrieron un bello mosaico que pertenecía al siglo IV. Después de años de trabajo, y con sumo cuidado, pudieron abrir las visitas públicas  a una importante huella histórica. ¿Qué vais a encontrar en la designada como villa romana? Pues una de las estancias que más llama la atención es el lujoso triclinio; en realidad, un elegante comedor con una especie de divanes alrededor de la mesa central, pero en el que destacan los espectaculares mosaicos. También veréis los que se han ‘bautizado’ como Música y pantomimos, en los que la imagen refleja a un hombre joven que toca un órgano hidráulico al que dan aire con fuelles dos pequeños. Está en la denominada Sala Triabsiada.

También veréis parte de una estancia con escenas que son relativas al príncipe de Troya, Paris, y a su amante, Helena de Esparta. Las piezas de mosaicos en buena conservación -algunos de ellos cubiertos con pan de oro-, los fragmentos de vidrio, el mármol, las rejas y ladrillos os darán pistas históricas de una villa de alto nivel.

Una gran estancia residencial con complejo termal

Mucho antes del descubrimiento ‘total’, a mediados del siglo XX, en la década de los 60 -incluso hay documentos que datan el hallazgo en el XIX-, ya había claros indicios de la villa romana. Cerca del actual emplazamiento había una muralla de casi 100 metros de longitud, que encerraban una residencia potente, y, a finales de ese siglo, Francisco Coello ya describió y ‘descubrió’ esos rastros romanos, con el reconocimiento de restos de mosaicos en buen estado. Algo más tarde, gracias a restos de cerámica y a algunas monedas encontradas bajo escombros, ya se pudo afirmar que los restos pertenecían a una villa tardorromana (de entre los siglos III y IV).

Villa Romana de Noheda
Vista exterior de la cubierta que protege la villa

A la zona residencial (donde está la Sala Triabsiada y en la que se encuentra el gran mosaico figurativo en un panel de más de 290 metros cuadrados, en el que se ven las escenas citadas y otras de lo que parecen ser compañías teatrales) se une un complejo termal de 900 metros cuadrados; en una sala cuadrangular con paredes calefactadas es donde se encuentra la piscina.

Una visita a Villar de Domingo García

Tras recorrer la villa romana os podéis trasladar al vecino municipio de Villar de Domingo García, cargado de historia y de interés turístico. Allí podréis ver la Posada del mismo nombre que pertenece al siglo XVI. Hasta no hace muchos años, esta casa grande, de dos plantas y otro piso abuhardillado y patio central, ha estado en pleno rendimiento. Actualmente no se puede acceder a ella, pero verla desde fuera ya tiene interés. Cuenta con una gran puerta para el acceso de carruajes.

También os atraerá la iglesia parroquial, que fue construida entre los siglos XVII y XVIII con planta de tres naves y bonitos retablos barrocos. Las tallas del Cristo en la Cruz y la de San Miguel tienen gran valor. Además, la localidad tiene dos bonitas ermitas, la de Santa Ana y la de Santo Tomás y una antiquísimas cuevas de vino, cuyo origen parece ser musulmán. En el Ayuntamiento del pueblo os darán cuenta de otras visitas cercanas, pero, mientras tanto, podréis reponer fuerzas en los locales culinarios y bares de la localidad.

Para realizar la visita guiada y gratuita a la villa romana de Noheda os deberéis inscribir a través de la dirección de correo electrónico [email protected] (en horario de 9:00 a 14:00 para recibir la confirmación de la fecha). Asimismo, en su página web. La visita al yacimiento tiene una duración aproximada de 45 minutos y el número máximo de visitantes por recorrido es de 15 personas.

El horario las visitas guiadas (del 1 de octubre hasta el 31 de marzo) es los jueves a las 10:30, 11:30 y 12:30. Los viernes, sábados y festivos se realizan seis pases: a las 10.30, 11:30, 12:30, 14:30, 15:30 y 16:30. Los domingos se pueden visitar a las 10:30, 11:30 y 12:30. Se recomienda acudir entre 10 y 15 minutos antes de iniciarse la visita.

Dónde. Villa romana de Noheda, 16191 Noheda (Cuenca).